Salpicadura y la Habitación Espiritualmente Incorrecta

Las personas con las que trabajo (¡con las que juego!) son maravillosas. ¡Ellas están tan dispuestas a descrear todos los sistemas de creencias, las penas pasadas, y otras limitaciones y a abrazar la transformación radical! Me encanta lo que hago porque llego a pasar tiempo con estas valientes y creativas personas.

Generalmente nos divertimos muchísimo y movemos mucha energía. Al final de la sesión ellos se sienten verdaderamente diferentes, despejados, tranquilos y confiados. A veces, unos días después ellos experimentan lo que parece como que toda la porquería antigua regresa en la forma de emociones negativas o dramas en sus vidas. ¿Qué pasa con eso?

Cuando haces un cambio de conciencia (liberar las limitaciones y elevar tu frecuencia), todo lo que no concuerda con la frecuencia de la nueva conciencia automáticamente saldrá para despejarse. Esto podrían ser emociones, pensamientos, patrones mentales e incluso síntomas físicos.

Voy a usar la metáfora del agua para representar las programaciones, creencias, la emoción reprimida etc. que todos llevamos. Esta agua está guardada en un recipiente (tu sistema energético). Cuando algo se tira en el agua, entonces algo del agua salpica.

Cuando despejas muchos viejos programas y emociones y recuperas más de tu verdadero sí mismo (como durante una sesión de ImagiCreation), tus frecuencias se elevan. Llamaremos a ese cambio una piedra preciosa o joya. Cuando la joya se tira en el agua, lo que salpica es todo lo que te estaba limitando en el pasado.

Otra manera de que una joya puede ser tirada en tu recipiente es cuando algo realmente amoroso y de apoyo se te da. Imagina a alguien diciéndote que él/ella te ama mucho. Esa es una joya linda y grande que se tira en tu vaso. Lo que salpica es toda la energía de sentirse “no-amado”.

¿Alguna vez has tenido la experiencia de pasar un día glorioso con un amante? Han compartido una intimidad más grande nunca. Luego algo sucede… alguien hace un comentario que empieza una pelea o al menos crea malos sentimientos y distancia entre ustedes. ¡Tuvieron una intimidad (la joya) tan encantadora y todas las cosas que te han impedido tener intimidad en el pasado saldrán salpicando!

La razón por la que las emociones “negativas” están guardadas es que nunca hemos tenido un espacio seguro en el cual sentirlas. Ya sea que fue tu padre que te dijera que “los niños grandes no lloran” o que tu maestro espiritual te dijera que debieras permanecer en las emociones positivas y “transmutar la ira en amor”, básicamente, no deberíamos sentir o expresar temor, ira, desesperanza y vergüenza. Así que cuando la salpicadura sale, la mayor parte del tiempo intentamos oprimirla de nuevo. ¡Lo que sucede después es el drama! Cuando reprimes la salpicadura crearás o serás atraído a una experiencia dramática que haga surgir esos sentimientos porque tus sistemas energéticos quieren descargar esas emociones.

Ejemplo:

Una mujer tiene la experiencia de verdadera intimidad. Ella recibe la “joya” de respeto, apreciación, y amor. Un par de días después se despierta una mañana sintiéndose deprimida. No se siente bien consigo misma (antigua vergüenza y baja autoestima). Pero ella no quiere sentir eso, y además, tiene que ir a trabajar.

En el trabajo tiene que hablar con un abogado en nombre de un cliente. Él le hace comentarios muy descorteces y ofensivos fuera de la nada. Usualmente, ella sería capaz de manejar esto, aunque sea ofensivo, pero hoy ella se pone bravísima. Hace tirado el teléfono y se rehúsa a hablar con el hombre de nuevo. Esta es una experiencia muy irritante para ella y tiene una gran reacción emocional.

¿Qué sucedió? Debido a que ella no experimentó y despejó las emociones cuando se dio cuenta de ellas en la mañana, creó un drama que la obligó a tener las emociones.

La salpicadura también está ocurriendo a nivel global. A medida que nos acercamos a la fecha del 2012 (y tantos de nosotros nos estamos transformando personalmente) frecuencias más elevadas están entrando a raudales al planeta. Esto es como hacer brillar una luz en una habitación asquerosa que ha estado cerrada durante años (¡o siglos o milenios!). Ahora podemos ver de nuevo esas cosas apestosas y desagradables. Todas las cosas ocultas que residen en las frecuencias más bajas del temor, la vergüenza y la avaricia están siendo expuestas. Las personas que cargan emociones suprimidas y que no tienen conciencia de este proceso están siendo provocadas. Esto se puede manifestar como agresión (especialmente para “proteger” áreas de temor o vergüenza), depresión y, por supuesto, drama.

Si algunas emociones negativas o pensamientos aparecen; en lugar de pensar, “Oh no, todo esto está regresando de nuevo,” date cuenta que estas cosas están de salida. Usualmente lo que salpica es exactamente lo contrario de cualquier joya que entró. ¡Date cuenta que esto es algo bueno, un síntoma de tu camino a la claridad y el gozo!

Una vez que reconoces la emoción como una salpicadura, dígase a sí mismo, “¡Sí, aquí viene, para despejarse!”  Entra en ello, siéntelo, experiméntalo. Creo que te sorprenderás de lo rápido que se va. Tu mente querrá adherirle un significado o contexto a las emociones y tratará de entenderlo. Después de todo esa es su función; percibir información sensorial y relacionarla a algo que ya sabe. Dile a tu mente (¡sí, puedes hablarle!) que no tiene que entenderlo; que lo que se necesita es simplemente sentirlo mientras sale de ti.

La emoción a la que  la mayoría de nosotros viejas almas le tenemos la mayor resistencia es la ira. No es “espiritualmente correcto” enojarse. En lugar de ello tratamos de entender lo que tenemos que hacer, despejar o cambiar acerca de nosotros mismos para que ya no atraer la persona o situación a nuestras vidas. “¿Qué estoy haciendo mal que ocasiona que mi jefe sea tan malo conmigo?

Una cosa que he encontrado es que la ira usualmente es el modo que tu sistema te hace saber que estás entregando tu poder de alguna manera. Entre más la reprimas, es más probable que crees o seas atraído a situaciones que provoquen tu ira.

¡Bienvenido a la Habitación Espiritualmente Incorrecta! 

Este espacio está sellado de todo lo demás. No existen repercusiones posibles, físicas,  o espirituales (karma). ¡Lo que sucede en la Habitación Espiritualmente Incorrecta se queda en la Habitación Espiritualmente Incorrecta! 🙂

Dentro de esta habitación NO se permite lo espiritualmente correcto. Eso significa ninguna “Declaración de Yo”, ningún prologar con cosas como, “Yo sé que estás haciendo lo mejor que puedes…” o “Realmente te amo…” Aquí es donde das voz al niño enojado que está harto y cansado de que todo el mundo tenga poder sobre él/ella. Aquí es donde puedes tener la oportunidad de insultar, maldecir, e incluso pegar o apuñalar.

Para aquellos de ustedes que están pensando, “¡Nunca haría eso!” ¡supéralo! Hay una parte de ti que le gustaría, sólo una vez, decirle al ex cónyuge, al jefe, al casero, a las instituciones bancarias/financieras o quizás incluso a tu Sí Mismo Más Elevado lo que realmente piensas de ellos. Si supieras que no irías al Infierno, obtendrías mal karma o perderías puntos por ser espiritual debido a que en realidad dijeras o hicieras estas cosas, ¿acaso no sería divertido? (Ningún animal fue dañado al hacer esta película.)

La parte realmente divertida de la Habitación Espiritualmente Incorrecta es que hay guardaespaldas grandes y fornidos que sostienen a la persona para ti. Incluso puedes usar una mordaza. ¡Sellar el cuarto y luego atacar! Diles lo que realmente piensas de ellos. Insúltalo e incluso maldícelos. ¡Diles que nunca te van a tratar de esa manera de nuevo! Diles que exiges respeto. Mételes el dedo en el pecho o patea y pega si eso se siente mejor.

Sigue haciéndolo hasta que te sientas tranquilo y poderoso de nuevo. Mereces ser tratado con respeto. Tú eres el ser más poderoso en tu realidad. Está bien decir, “¡Me tienes harto!”

Ahora jugamos un poco con la Cubierta Holográfica de Star Trek. Dile a la computadora que borre el programa abusivo de tu realidad. Recuerda que este es un espacio sellado. No estás matando a nadie. Lo que estás borrando es tu propia proyección de esa persona teniendo poder sobre ti. Observarlos borrarse de tu realidad. ¿Acaso no se siente bien?

A medida que nos acercamos incluso más al 2012 y a la ascensión habrá más energía vieja y de sombra apareciendo, personal y globalmente. Entre más eres capaz de despejar tu propio material menos serás provocado. Y más capaz serás de mantener tu consciencia anclada en la Nueva Realidad. No se trata de ser siempre positivo (y por lo tanto juzgando lo negativo). Se trata de tener en consideración todo, lo que significa salir de la polaridad, y desde ahí tener una oportunidad de elegir lo que te gustaría experimentar y crear.

El 24 de octubre presenté un teleseminario gratis sobre las emociones negativas, la Habitación Espiritualmente Incorrecta y de cómo manejar los próximos eventos y energías en el planeta. Puedes tener acceso al teleseminario aquí:  http://limitless-one.com/index.asp?ID=107

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *